martes, 31 de mayo de 2011

Presencias...

Cuatro y media de la mañana y no puedo dormir… tal vez la impaciencia de poder ver otra vez aquellos rojos ojos cortar la noche oscura… la impaciencia que carcome mis sentidos al no poder tocar tu fantasmal figura, acrecentado sentimiento viendo como la cortina de la habitación baila y revolotea con la brisa helada… Muchas veces siento como si la vida se me fuera poco a poco y seguir soñando mi único sustento para sobrevivir es… las horas pasan y sigo pensando en cómo apareciste o como te invoque, no lo sé realmente, ni lo recuerdo… quizá eres real y no aquel rayo de luna del que todos me hablan, que desaparece cuando la noche acaba… Tratar de tocarte, las ganas me ahogan y espero tu presencia una vez más…

La noche no termina y la espectral figura yace sobre mi habitación, tranquila, mirándome pasivamente… los ojos rojos sedientos de algo… me sonríe, no es mi imaginación…. Como calmar su locura de admirarme si yo la admiro también… como hacerle entender que mi conciencia aúlla de celos cuando la veo acorralada por la oscuridad, sujeta por ese manto negro que resalta mi devoción… Tranquilo hasta el amanecer espero junto a ella, no tengo sueño, ni quiero tenerlo… la noche terminará y la espectral figura dejará mi habitación, tranquila, con la misma mirada pasiva… y su perversa sonrisa refleja que volverá, y no tengo miedo, ¿por qué he de temerle al amor?

Durmiendo de día, soñando con ella… una larga espera, un martirio transitorio que espera desaparecer y renacer, como cuando las horas pasan y no te das cuenta que pasaron, así pasan mis días, tan diferentes de todas mis noches…

No hay comentarios:

Publicar un comentario